¿Sabes cómo promover la diversidad e inclusión desde tu compañía sectorial?

Comparte esta publicación:

¿Sabes cómo promover la diversidad e inclusión desde tu compañía sectorial

La diversidad e inclusión son elementos fundamentales para el desarrollo y progreso del sector salud. Desde el ámbito laboral, también son un imperativo clave y ético para brindar una atención médica de calidad y equitativa a todas las personas, robustecer los equipos de trabajo y fortalecer el desarrollo de las organizaciones sectoriales. En este artículo de EMPLEOSALUD hablaremos sobre su importancia y te daremos estrategias prácticas para promover la igualdad de oportunidades y la participación de todos los individuos.

Antes de continuar es importante saber en qué se diferencian. La diversidad hace referencia a la variedad de características y experiencias que existen entre las personas, como la raza, etnia, género, orientación sexual, edad y discapacidad, entre otras. La inclusión, por su parte, mplica crear un entorno de trabajo y atención médica en el que todas las personas se sientan valoradas, respetadas y tengan igualdad de oportunidades.

Una manera efectiva de fomentar la diversidad e inclusión dentro del sector salud es a través del reclutamiento y la selección de personal. Hoy en día, las instituciones y organizaciones deben esforzarse por atraer y contratar profesionales con diferentes antecedentes y perspectivas para incorporarlas a sus modalidades de trabajo, experiencias o diseño de iniciativas. Esto implica ampliar las fuentes de reclutamiento, establecer políticas de contratación inclusivas y evitar sesgos inconscientes en los procesos de selección.

Además, es importante garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la formación y promoción profesional, permitiendo que todos los individuos puedan alcanzar su máximo potencial y contribuir de manera significativa al segmento laboral en el que se desempeñe.

Otra manera de incentivar la diversidad e inclusión es crear un entorno de trabajo seguro y respetuoso. A nivel organizacional, resulta prioritario establecer políticas y prácticas que promuevan la igualdad, el respeto y la no discriminación hacia cualquier integrante de la compañía. Para ello, los líderes de las instituciones y empresas del sector salud deben fomentar la participación activa y la colaboración entre los miembros del equipo, independientemente de su origen o características personales.

En paralelo, al interior de las compañías se deben brindar oportunidades de capacitación y sensibilización sobre diversidad e inclusión para concientizar y promover una cultura de respeto mutuo y valoración de la diversidad. Esto cobra especial relevancia para el sector salud, pues el contacto con diferentes personas o nichos es permanente. Además, día tras día, se posicionan nuevos entornos sociales que ameritan visiones más amplias o cambios de perspectivas, mucho más si se trata de atención sanitaria.

Desde EMPLEOSALUD recordamos que la diversidad y la inclusión se extienden hacia la atención médica, bajo cualquier modalidad. Esto implica comprender y abordar las necesidades específicas, integrando aquellas concepciones de religiones distintas o cosmovisiones de pueblos originarios -lo cual sería de gran utilidad en nuestro país-. Los profesionales de la salud deben recibir capacitación en competencia cultural y comunicación efectiva, así como tener acceso a recursos y materiales de información que estén adaptados a las diferentes comunidades y lenguajes. Además, es importante involucrar a los pacientes y a la comunidad en la toma de decisiones relacionadas con su atención médica, promoviendo una relación de respeto y colaboración.

Ventajas de los entornos laborales con políticas de diversidad e inclusión

La inclusión en contextos de trabajo incentiva la productividad y consolida un ambiente positivo. Cuando los empleados se sienten valorados, respetados y escuchados se comprometen más con sus tareas y están dispuestos a hacer contribuciones significativos. Este factor, además, promueve la colaboración y el trabajo en equipo, ya que se fomenta el intercambio de ideas y se valora la diversidad de opiniones.

Adicionalmente, los entornos diversos se caracterizan por fomentar la creatividad y la innovación. Cuando las personas con diversas experiencias y antecedentes trabajan juntas, se generan ideas y soluciones más diversas y completas. Desde una perspectiva organizacional, contar con múltiples ideas facilita el abordaje efectivo de los desafíos que se presenten, la adaptación a varios mercados o áreas sectoriales, y encontrar oportunidades para el crecimiento y desarrollo de la organización. La diversidad de pensamiento y enfoques también puede impulsar la resolución de problemas más efectiva y la toma de decisiones informadas, ya que se consideran múltiples perspectivas antes de llegar a una conclusión o tomar decisiones definitivas.

Pero, la ventaja más importante es la generación de resultados a largo plazo, con la participación constante de todos los miembros de las instituciones y organizaciones. Promover un entorno en el que se valore y respete la diversidad de los empleados contribuye a la retención de talento humano capacitado y fortalece la cultura empresarial, adaptándose a las tendencias del siglo XXI.

Temas relacionados

Compartir publicación

Suscríbete gratis y obtén estos y muchos más beneficios:

Creación de cuenta de usuario

Al crear tu cuenta de usuario disfrutarás de los siguientes beneficios

Creación de cuenta de usuario

¡Gracias por suscribirse!

Hemos recibido tu suscripción, enviaremos un correo electrónico de bienvenida y pronto recibirás más novedades sobre el empleo de salud.