Consejos prácticos para la gestión de proyectos en el sector salud

Comparte esta publicación:

Consejos prácticos para la gestión de proyectos en el sector salud

La gestión de proyectos es una tarea compleja que implica enfrentar numerosos desafíos a lo largo del camino. Desde la planificación y coordinación hasta la asignación de recursos y el seguimiento del progreso, los gerentes de proyectos se enfrentan a obstáculos que requieren habilidades y estrategias efectivas para superarlos.

Para hacer frente a los retos y desafíos comunes, en EMPLEOSALUD te presentaremos consejos prácticos que puedes llevar a la práctica y aprenderás cómo mitigar riesgos, mantener la comunicación efectiva con el equipo, manejar los cambios y mantener la motivación en todas las etapas del proyecto.

Cuando estas acciones se trasladan al sector salud, los desafíos que surgen en el panorama son un poco diferentes a los que son típicos de otras áreas. En el ámbito sanitario, la gestión de proyectos requiere un enfoque especializado y estrategias adaptadas en las que deben coordinarse grandes equipos multidisciplinares y cumplir con regulaciones estrictas, a nivel nacional e internacional.

¿Cuáles son los retos más comunes en la gestión de proyectos del sector salud?

A nivel sectorial, los proyectos en diseño o ejecución deben cumplir con una amplia gama de normativas y estándares de calidad, muchas de ellas derivadas de regulaciones internacionales adaptadas a los entornos locales. En otros casos, las compañías deben adaptarse a las modificaciones que se hagan desde entidades nacionales, cuyo objetivo va dirigido a mejorar la calidad de vida de la población, aunque ello implique reestructuraciones de ciertas funciones u operaciones. Los gerentes de proyectos deben tener un conocimiento profundo de estas regulaciones y trabajar en estrecha colaboración con los equipos de cumplimiento para garantizar el cumplimiento en todas las etapas del proyecto.

Las leyes establecidas no son el único reto en gestión de proyectos sectoriales. Otro factor, no desconocido para las altas gerencias, los tomadores de decisiones y en general, profesionales vinculados a las áreas administrativas es la limitación de recursos para la ejecución de las iniciativas. En estos entornos, resulta fundamental hacer una evaluación exhaustiva sobre las necesidades de las iniciativas propuestas, identificando los elementos críticos para hacer una asignación estratégica de los recursos disponibles, considerando las prioridades y metas establecidas.

Al optimizar la asignación de recursos, se puede maximizar la eficiencia y minimizar el desperdicio, garantizando un mejor uso de los fondos y el personal disponibles. Al tomar decisiones estratégicas, el valor de los proyectos no solo se mediría en el impacto económico para la compañía desarrolladora sino en los resultados extendidos a otras áreas del sector salud: administradoras, entidades prestadoras de servicios, proveedores de tecnologías e incluso, médicos y pacientes.

Además, es esencial establecer una comunicación clara y transparente con los equipos involucrados en el proyecto, así como con las partes interesadas. Esto permite una comprensión común de los desafíos y las limitaciones, fomentando la colaboración y la búsqueda conjunta de soluciones.

¿Qué debes hacer para superar los riesgos?

1- Planifica los riesgos de cada proyecto: esto implica identificar los posibles obstáculos y contratiempos, así como establecer medidas preventivas y resoluciones alternativas. Una gestión adecuada de los riesgos garantizará que los proyectos en el sector salud se desarrollen de manera más segura, reduciendo las posibilidades de interrupciones.

2- Utilizar herramientas y tecnologías de gestión de proyectos: El uso de software y herramientas específicas para la gestión de proyectos puede simplificar y agilizar los procesos. Desde la programación de tareas hasta el seguimiento del progreso y la colaboración en línea, contar con las herramientas adecuadas puede aumentar la eficiencia y la comunicación en los proyectos del sector salud.

3- Realizar evaluaciones y aprendizaje continuo: Después de completar un proyecto, es importante realizar evaluaciones exhaustivas para identificar áreas de mejora y aprender de los éxitos y desafíos encontrados. Aplicar estos conocimientos en futuros proyectos ayudará a optimizar la gestión y superar desafíos similares en el futuro.

Por último, ten presente que gerentes de proyectos deben estar preparados para abordar estos desafíos con enfoques estratégicos y adaptados, asegurando los mejores resultados posibles y de crecimiento sectorial en múltiples ámbitos.

¿Buscas talento humano capacitado y comprometido? En EMPLEOSALUD tenemos un extenso banco de hojas de vida y de perfiles profesionales dispuestos a unirse a tu equipo de trabajo.

Temas relacionados

Compartir publicación

Suscríbete gratis y obtén estos y muchos más beneficios:

Creación de cuenta de usuario

Al crear tu cuenta de usuario disfrutarás de los siguientes beneficios

Creación de cuenta de usuario

¡Gracias por suscribirse!

Hemos recibido tu suscripción, enviaremos un correo electrónico de bienvenida y pronto recibirás más novedades sobre el empleo de salud.