Habilidades tecnológicas que todo profesional de la salud debe dominar

Comparte esta publicación:

Habilidades tecnológicas que todo profesional de la salud debe dominar

En la era digital en la que vivimos, la tecnología se ha vuelto una parte fundamental en todos los aspectos de nuestras vidas, y el sector salud no es la excepción. Actualmente, los avances tecnológicos revolucionan la prestación de servicios con herramientas novedosas que no solo están relegadas al almacenamiento de datos de salud, también facilitan las consultas médicas y el seguimiento que los pacientes necesitan.

Desde otro punto de vista, contar con habilidades tecnológicas sólidas no solo es una ventaja, sino una exigencia para mantenerse competitivo en el mercado laboral, ya que los profesionales que las implementan se destacan por sus altos niveles de productividad, eficiencia y adaptabilidad en múltiples entornos, entre ellos la medicina o la administración en salud. De hecho, para expertos en esta área, quienes se educan en competencias digitales, las ponen en práctica u optimizan sus conocimientos tienen mayores posibilidades de éxito en su carrera laboral.

Ahora, los profesionales de la salud y de la industria farmacéutica hacen parte del segmento de trabajadores que cuentan con herramientas tecnológicas de forma constante, cuyas actualizaciones se dan en mediana y gran escala. Por lo tanto, resulta crucial que adquieran las fortalezas necesarias que permiten brindar un mejor servicio o contar con datos de interés que facilitan la toma de decisiones y la conformación de equipos.

Este es el top 5 de habilidades tecnológicas más apreciadas en el sector salud:

A continuación, en Empleosalud presentamos algunas de las habilidades tecnológicas más valoradas en el sector salud:

Manejo de registros electrónicos de salud (EHR): Los registros electrónicos de salud han reemplazado en gran medida a los registros en papel en muchos centros médicos. Los profesionales de la salud deben estar familiarizados con los sistemas de EHR y saber cómo ingresar, actualizar y acceder a la información del paciente de manera segura y eficiente. Además, deben comprender cómo utilizar las funciones avanzadas de los EHR, como la generación de informes y el análisis de datos, para mejorar la toma de decisiones clínicas.

Este tipo de registros surgió como una alternativa para modernizar y mejorar la forma en que se gestionan los registros médicos, además de impulsar al sector salud para hacer parte de las tendencias digitales. A través de los EHR, los profesionales pueden acceder a la información del paciente de manera ágil y segura, registrar cualquier novedad de los usuarios en tiempo real, favorecer el seguimiento a los tratamientos y la coordinación entre distintas instituciones. Y estas no son las únicas ventajas: el uso constante de datos permite identificar patrones, tendencias y oportunidades de mejora en la atención médica e incluir prácticas mejoradas en la atención a los pacientes o personalizar los tratamientos (en la medida en que sea posible).

Competencia en análisis de datos: El análisis de datos se ha convertido en una herramienta poderosa para recopilar, organizar y analizar grandes cantidades de datos clínicos, con distintos objetivos: identificar patrones, tendencias, áreas susceptibles de mejora en los protocolos de remisión, tratamiento o de procesos internos dentro de las áreas administrativas, reduciendo tiempos y garantizando la efectividad en los programas o iniciativas implementadas. Para un profesional de la salud, los datos hacen parte esencial del ejercicio profesional, sin importar el área en la que se desempeñen.

Dentro del ambiente laboral, las competencias en análisis de datos ayudan a los miembros de un equipo a tomar decisiones basadas en la evidencia, hacer una gestión eficiente de los recursos en el sector salud (resultado de la observación e identificación de los patrones de demanda de los usuarios, las estrategias utilizadas en otros sistemas de salud). Al final, esto contribuye a obtener menos resultados negativos y más posibilidades de mantener los indicadores de éxito.

Dominio de herramientas de inteligencia artificial (IA): La IA está revolucionando el campo de la salud, desde la detección temprana de enfermedades hasta la gestión de la atención al paciente. Los profesionales de la salud deben estar familiarizados con las herramientas de IA disponibles y saber cómo utilizarlas para mejorar los diagnósticos, la planificación del tratamiento y la gestión de enfermedades crónicas. Además, deben ser capaces de evaluar de manera crítica los resultados generados por los sistemas de IA y tomar decisiones informadas basadas en esos resultados.

La revolución de la inteligencia artificial, si se aplica al sector sanitario, tiene un potencial increíble en múltiples campos, desde la investigación hasta la obtención de un diagnóstico preciso en tiempo récord, a partir del análisis de la información recopilada en las bases de datos sanitarias. Para la administración en salud, el uso de IA puede automatizar tareas administrativas y repetitivas que consumen mucho tiempo, como el ingreso de datos, la programación de citas y la gestión de registros médicos. Al liberar a los profesionales de la salud de estas tareas, la IA les permite centrarse más en la atención directa al paciente y en tareas que requieren habilidades clínicas especializadas.

Otro punto a favor de la IA es la recomendación de alternativas terapéuticas, ya que puede proporcionar recomendaciones y opciones basadas en evidencia. Al analizar grandes volúmenes de información médica, incluyendo guías clínicas, literatura científica y datos de pacientes, la IA puede ayudar a los profesionales de la salud a evaluar diferentes opciones de tratamiento y tomar decisiones clínicas más fundamentadas. Esto puede mejorar la eficiencia y la precisión en la toma de decisiones clínicas complejas.

Por último, los profesionales de la salud que dominen habilidades tecnológicas no deben olvidar la importancia de la ciberseguridad. Es decir, deben conocer y manejar las prácticas más adecuadas para proteger la información de los pacientes y prevenir ataques cibernéticos. Esto implica conocer los protocolos de seguridad, mantener las actualizaciones de software y educar a los pacientes sobre la importancia de proteger su información personal.

Temas relacionados

Compartir publicación

Suscríbete gratis y obtén estos y muchos más beneficios:

Creación de cuenta de usuario

Al crear tu cuenta de usuario disfrutarás de los siguientes beneficios

Creación de cuenta de usuario

¡Gracias por suscribirse!

Hemos recibido tu suscripción, enviaremos un correo electrónico de bienvenida y pronto recibirás más novedades sobre el empleo de salud.